Desfile del Día de La Bandera San Telmo 2001

18 de Junio de 2001

Invitados especialmente por la Asociación Anticuarios y Amigos de San Telmo, el CASYM se hizo presente en el tradicional Desfile del Día de la Bandera, organizado por ésta institución, recorriendo las hermosas calles de este pintoresco y muy tradicional barrio de Buenos Aires.

El Club llevó tres vehículos : El NSU Prinz verde de la familia Alvarez, el BMW Isetta de Ernesto Parodi y el BMW De Carlo 700 sedán de Jorge Lizardo.

La concurrencia en general fue nutrida, siendo como siempre mayoría el excelente parque de vehículos de los amigos del CADEAA. También acudieron otras instituciones, como AAAS, Club Mercedes Benz Argentina, Asociación amigos del Escarabajo, Club Fiat Clásicos y otros, calculando la presencia en alrededor de 100 unidades.

La previa al desfile, sobre la calle Defensa, mostró un collage de diversas épocas, con ambos lados de la calle poblados con cada vez mayor número de vehículos a medida que la hora del desfile se acercaba.

Con mucho esfuerzo, los organizadores intentaron respetar los años de fabricación de los autos, ya que la idea era hacerlos desfilar más o menos en orden cronológico. Pero la calle no había sido cortada al tránsito común y los siempre irreverentes colectivos y taxis hacían de las suyas, como siempre sin importarles si lo que tenían adelante era un mundano Fiat Uno o un Graham - Paige de 1927.

Y el desfile se largó por la calle Defensa, pasando frente a la Plaza Dorrego. Una nutrida multitud aplaudió con fuerza el paso de los automóviles, un poco por alegría y otro poco por el frío que arreciaba a media mañana a pesar de que el día era soleado. El recorrido llegó hasta la Plaza de Mayo, donde aprovechamos un semáforo para sacar unas fotografías de nuestros microautos con la Casa Rosada detrás. Luego el regreso por Balcarce y Paseo Colón para estacionar frente a la plaza. Obviamente el público se arremolinó frente a los vehículos estacionados y nuestros microautos no fueron la excepción.  

En un colegio cercano nos esperaba un almuerzo de agasajo, donde también nuestro Club recibió un hermoso trofeo que atestiguó nuestra participación en el desfile. Un detalle de buen gusto de los organizadores que cuesta poco y vale mucho.

Nuestros microautos siguieron estacionados durante la mayor parte de la tarde en plaza Dorrego, un poco para aprovechar el privilegio de ocupar tan vedado lugar en un día festivo.

VOLVER (Página de Eventos)

VOLVER (Página Principal)