CARAVANA A CHACABUCO

1º Encuentro de Microautos y Clásicos

2 y 3 de Noviembre de 2002

Nuestro Club acudió a la mencionada ciudad del interior de la Provincia de Buenos Aires, distante 200 Km. de Capital, invitados por el Club Autos del Ayer de Chacabuco.

La exposición se realizó frente al Palacio Municipal.

Partimos luego del mediodía del sábado 2, siendo los integrantes los siguientes : Rubén Antinolfi con su BMW De Carlo 700 Sedán Glamour, Alberto y Olga Rosales con NSU Prinz 30, Juan Carlos Alvarez Ponti con NSU Prinz 30, Carlos Mistretta y familia con Fiat 770 Coupé Vignale, Jorge Lizardo con Renault Gordini 1093, Héctor y Nora Licciardello con BMW 700 Coupé, José Curto con DKW Coupé Fissore (José representó tanto al CASYM como al DKW Club de Argentina), y Ernesto y Victoria Parodi con NSU Prinz.

Este último vehículo sufrió daños en su motor, por lo que debió detenerse en Carmen de Areco y ser acarreado por el ACA. Sus ocupantes siguieron viaje al destino programado en el Gordini de Lizardo, provocándose un retraso, debido al inconveniente, que hizo que llegásemos más tarde de lo previsto.

Llegamos a las afueras de Chacabuco al atardecer, donde un nutrido grupo de vehículos clásicos locales nos estaba esperando. Juntos ingresamos en caravana a la plaza central de la ciudad, donde nos recibió el Intendente, Dr. Horacio Recalde, y la Secretaria de Cultura Sra. Ana Lía de Salvo, entregándonos un pergamino declarando el evento de interés municipal. Es necesario aclarar que el evento no se limitó a la presencia del CASYM y del Club local, sino que se recibieron representantes del Club de Vehículos Históricos de Junín, Agrupación de Motos y Autos Antiguos de Salto, Club AAA de Chivilcoy y vehículos provenientes de Rojas y 25 de Mayo.

La jornada del sábado culminó en una alegre cena - show en el clásico Hotel Unión. El domingo por la mañana nos esperaba una grata sorpresa : La gente del Club Autos del Ayer preparó una carrera de obstáculos donde cada vehículo, ocupado por dos tripulantes, debía recorrer un circuito y realizar pruebas tan insólitas como por ejemplo patear un penal usando una pelota de rugby, cargar al piloto "a caballito" o mediante una carretilla, o comer dos galletitas y tomar un vaso de gaseosa en el menor tiempo posible. Los microautos (y más que nada sus pilotos) hicieron las delicias del público presente.

Al mediodía nos esperaba un suculento asado en el Aero Club Chacabuco, donde se hizo la entrega de premios y CASYM entregó un diploma de agradecimiento por tan excelente invitación.

El regreso fue sin inconvenientes llegando a Buenos Aires alrededor de las seis de la tarde. Los vehículos llevaron velocidades crucero de entre 90 y 100 Km/h (Promedio 70 - 80) y más de uno se animó a una "picadita" en tramos de ruta solitaria...

El evento fue excelente desde todo punto de vista, y esperamos poder repetirlo el año 2003. Desde estas líneas queremos reiterar nuestro más caluroso agradecimiento por la excelente organización del Club Autos del Ayer de Chacabuco, cuyos integrantes se desvivieron por atendernos a cuerpo de rey. Gracias, Carlos Martinetti y compañía...

 

VOLVER (Página Principal)